Víctor Iñúrria Montero

portada del libro wing chun

Todo empezó cuando después de haber publicado dos poemarios, el primero titulado «Pessics de vida» y el segundo «Manducare», en los que es constante la presencia del barrio de Ruzafa, en los años 40 del siglo pasado, alguien me dijo que mis recuerdos eran un fiel reflejo, no solamente de mis experiencias e impresiones personales, siendo un niño entre 3 y 10 años, sino que se podía entender como una secuencia de fotografías, con vida y mensaje propios, reflejo de una época que, quienes han tenido poder para ello, han tratado de ocultar, como si nuestra tierra hubiese sido siempre un «Paraíso», en el que nada malo ocurría, más bien todo lo contrario.

De todo ello nace este intento de compartir un mundo que, los mayores de 60 años podrán fácilmente recordar, y los menores deberían conocer, pues como me dijo cierto profesor: «Aquello que se desconoce, nunca ha ocurrido».

Tamaño: 15,5×23 cm | Encuadernación: Tapa blanda | Número de páginas: 208 | Ilustraciones a color

P.V.P. 18 €


Envíos para España, otros países consultar