Silvia Campos García

portada del cuento las aventuras de Brenda, Bruno y Brinco

[…] Enseguida me fijé en un conejo algo diferente, era más peludo de lo normal, su rabito era como un pompón de los que tienen los gorros que me pone mamá.  Las orejas, en fin, las orejas… no se las pisaba porque su mamá le había hecho una coleta con ellas.

Muy pronto me sentí identificado con aquella bolita de pelo, era el único que se quejaba del desayuno, la señora López estaba discutiendo con él para que se terminara todo, pero, ¿qué les pasa a las madres con la fruta y la verdura?

Uno tras otro, como un ejército bien formado, fueron saliendo en fila de la madriguera. Mi hermana y yo estábamos escondidos tras un árbol y cuando por fin salió mi alma gemela en conejo, me presenté sin miedo:

¡Hola!, me llamo Bruno, y esta es mi hermana Brenda, hemos estado observando desde aquí fuera, es que hoy no tenemos cole…. Y tú ¿cómo te llamas?” .

“Yo soy Brinco, y lo siento, pero no me puedo entretener que pierdo la fila para ir al cole”.

“Oye Brinco, ¿crees que podríamos acompañaros hoy al cole?

“Claro!!!, encantado!!!

Tamaño: 15×21 cm | Encuadernación: Tapa blanda | Número de páginas: 24 | Ilustraciones a color

P.V.P. 14,5 €




Envíos para España, otros países consultar